Unión de los Oprimidos contra los Opresores

Fuerzas militares foco de COVID-19 para las comunidades

Centro Oriente de Colombia, 16 de junio de 2020

 

LAS FUERZAS MILITARES SON FOCO DE CONTAGIO

 

Como lo hemos venido anunciando desde el inicio de la pandemia, la irresponsabilidad del Estado y sus fuerzas militares han llevado el virus (Covid-19) a diferentes territorios del país, poniendo en riesgo la vida de las comunidades. 

Al iniciar la pandemia causada por el Covid-19 el Gobierno Nacional expidió decretos supuestamente para contener el coronavirus, sin embargo, estas medidas de aislamiento social no fueron cumplidas por las fuerzas militares y policiales. Por el contrario, las instituciones castrenses y policiales han venido atacando a las comunidades del país en operativos de erradicación forzada, por medio de capturas y falsos positivos judiciales y han llegado a disparar contra la Guardia Interétnica, campesina y popular, en los puntos pedagógicos y de desinfección. 

Todos los esfuerzos de las comunidades y en especial de la Guardia Interétnica Campesina y Popular, sectores sociales y campesinado en general se fueron al piso, pues el Ejército Nacional ha regado el virus por el país, llevado la enfermedad a los territorios rurales con precaria infraestructura de salud. 

Las Fuerzas Armadas, Ejército y Policía han llevado el coronavirus a comunidades en Arauca, Guainía, Vichada, Guaviare, Antioquia y otras regiones del país, sumando más de 1000 contagiados en sus filas. Este personal sigue deambulando por veredas, caseríos y centros poblados, en la mayoría de los casos, sin elementos de bioseguridad.

Rechazamos las medidas adoptadas por los gobiernos, permitiendo la entrada de operarios y trabajadores de las empresas transnacionales, militarizando los territorios y confinando a la población sin garantías de vida digna. 

Alertamos a los campesinos, campesinas, trabajadores agrarios, mujeres, jóvenes y comunidad en general sobre el riesgo que representan los militares en los territorios, ya que son un foco de contagio porque no toman las medidas ni precauciones necesarias para contener el virus. 

Denunciamos que las fuerzas militares han intentado adelantar jornadas cívico militares con las comunidades, hechos que hemos denunciado porque vulneran las normas y principios del Derecho Internacional Humanitario y coloca en riesgo la salud, integridad y vida de las personas.  

Responsabilizamos al Estado colombiano por exponer la vida de las personas, exigimos la desmilitarización de los territorios, el confinamiento de las unidades con casos positivos para coronavirus, el mínimo vital para las comunidades campesinas y la ampliación de la red pública de salud.

“Por la defensa de la vida y la permanencia en el territorio”

Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro.

“ASONALCA”

Post a comment